Artículos

Artículos y noticias sobre los rellenos faciales

testimonios rellenos facialesTestimonios de pacientes que se han realizado un tratamiento de rellenos faciales en nuestra clínica.



Encuesta

¿Qué parte de tu rostro te gustaría retocarte con sustancias de relleno?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

Rejuvenecer el rostro con los rellenos faciales

Escrito por: Instituto Clínico Capilar y Estético | El día: marzo 7th, 2012 | 0 Comentarios

rejuvenecimiento facialRejuvenecer el rostro con rellenos faciales es una buena opción si se hace bien

El número de personas que se someten a rellenos faciales aumenta cada día y es que ¿por qué conformarse con las imperfecciones que el paso del tiempo ocasiona en el rostro si existen métodos seguros y efectivos para combatirlas?

No obstante, hay mucha gente que aún no se decide a someterse a esta técnica debido al desconocimiento de la misma; aunque se sabe de su eficacia ¿se conoce realmente cómo se lleva a cabo un relleno facial? El primer paso es tener en cuenta el plano del rostro en el que se va a inyectar el material.

Este suele ser profundo y medio puesto que si se hiciera superficialmente se notaría la sustancia de relleno. Pese a que hay otras técnicas, el método de la inyección es el menos invasivo. El tipo de arrugas que presente la piel también influye en el proceso.

De acuerdo con el grosor o la profundidad que se quiera rellenar se sabrá en qué espacio se tiene que colocar la sustancia; mientras más cerca se esté de la dermis o de la superficie, más ligero debe ser el producto que se coloque para que no se transparente la piel.

Hay que tener en cuenta que los materiales de relleno presentan cierta viscosidad por lo que si no se inyectan correctamente se corre el riesgo de perderlos.

Aunque el paciente puede interactuar durante el tratamiento, el ingrediente principal para que éste sea un éxito es que el cirujano que lo realice tenga la experiencia necesaria tanto para actuar correctamente durante el tratamiento como en los momentos previos al mismo en los que elija el tipo de material más adecuado para cada paciente.

Asimismo, el profesional deberá saber, por ejemplo, que hay que rellenar suavemente la zona sin borrar la expresión del rostro puesto que lo que se pretende es conseguir un resultado lo más natural posible. Una vez finalizada la sesión el paciente puede incorporarse, ese mismo día, a sus actividades cotidianas; la diferencia es que lo hará con una expresión más rejuvenecida a la vez que natural.

© Este artículo tiene copyright, prohibido su copia o distribución